6 claves para vigilar el aire que respiramos en interiores y evitar el covid19

Con el regreso al trabajo y a las clases, tener en cuenta los cuidados que debemos de tener para evitar la propagación del COVID19 es una cuestión clave.

Desde el principio se no ha dicho que nos lavemos las manos y mantengamos distanciamiento social para evitar contagiarnos al COVID19.

Debemos tener en cuenta 6 aspectos clave:


1. No te quedes en un lugar si sientes que está mal ventilado

Cuando en un lugar no esta entrando suficiente aire fresco es mas alta la posibilidad de infectarse de COVID19. Por eso si entras a un lugar y notas que el aire esta pesado algo anda mal en la ventilacion hay una probabilidad alta
de infeccion.

Es mejor estar en lugares donde la ventilacion sea natural, si hay ventanas deben abrirse para que entre el suficiente aire fresco.

Investigaciones recientes muestran que en espacios confinados puede haber una “transmisión aérea” del virus, pues hay pequeñas partículas del patógeno que permanecen en el aire. Es vital
tener suficiente ventilacion en los espacios pues cuando entra suficiente aire del exterior, se diluye cualquier material infeccioso que se esté dispersando y se reduce el riesgo de que otras personas se infecten


2. Revisar el aire acondicionado

Es importante saber que tipos de aire acondicionado tenemos ubicados en nuestras oficinas, aulas y habitaciones; y como es la circulacion del aire entre estos lo ideal es la asesoria
de un experto en aire acondicionado para que te explique como se puede prevenir el riesgo de contagio utilizando los equipos de aire acondicionado de la manera correcta.


3. Informarse de la ‘proporción de aire fresco‘

“Cuanto más aire fresco, menor es el riesgo de que el virus vuelva a circular por el edificio” es por esto que en los edificios debemos mantener las ventanas abiertas para que el aire circule y se renueve
constantemente el aire interior.


4. Comprobar los filtros

Un sistema de ventilación moderno debe tener filtros, pero estos no son infalibles.


5.Tener cuidado con las corrientes de aire

Cualquier experto en la materia lo dice: el aire fresco es la clave. Pero un especialista en modelar el movimiento del aire agrega que no es tan simple un experto puede indicarte sobre cómo
administrar el flujo de aire para mantener a las personas seguras.


6. Monitorear la calidad del aire

El ser humano pasa una parte considerable de su tiempo respirando el aire de espacios cerrados en los que, por medio de muy diversas fuentes, pueden generarse contaminantes que deterioren su calidad y y constituyan un importante factor de riesgo para la salud de la población en general.

La OMS ha cifrado en 2 millones anuales el número de muertes en el mundo atribuibles a contaminación del aire interior (CAI), y además ha clasificado este fenómeno como el décimo factor de riesgo evitable en importancia para la salud de la población en general.

Los factores de afectan a la calidad del Aire Interior son las deficiencias en la ventilación, la calidad del aire exterior y la presencia de fuentes contaminantes en el interior.

Las fuentes de contaminantes químicos en un edificio son productos de combustiones con mala ventilación o mantenimiento deficiente: aparatos de calefacción, estufas, refrigeradores y hornos de gas, aire acondicionado pueden liberar distintos contaminantes.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.