Diferencias Refrigerantes R22 y R410A

El uso de los diferentes tipos de refrigerantes es un tema muy discutido dentro del mundo de la refrigeración y el aire acondicionado. por esto es importante conocer cada tipo y diferencias para saber con cual refrigerante se debe trabajar adecuadamente y no cometer errores con cada sistema.

A continuación, se muestran las características de cada refrigerante y en qué difieren uno del otro.


Refrigerante R22

El refrigerante R22 (también llamado Freón 22) es un tipo de gas utilizado en los sistemas de refrigeración y aires acondicionados. Es un gas muy antiguo que se ha utilizado durante muchos años en estos sistemas de aire acondicionado, no obstante, este gas lo han clasificado en una lista de sustancias nocivas para el medio ambiente por lo que se ha venido descontinuando su uso durante los últimos años. Incluso, en algunos países está prohibido su uso por esa razón.

¿Cuál es la razón por la cual ha sido prohibido o reducido el uso del refrigerante R22?

Este refrigerante está compuesto por diferentes elementos químicos;

El Hidrógeno
Cloro
Flúor
Carbono

Formando un HCFC o Hidroclorofluorocarbono; El uso de cloro en su compuesto ha provocado que este refrigerante sea menos cuidadoso con el medio ambiente y la atmósfera, los estudios determinan que las moléculas de cloro afectan y debilitan la capa de ozono. Esta es la razón por la que el uso del Refrigerante R22 se ha reducido y muy probablemente dentro de poco deje de estar disponible en el mercado.

Otra diferencia importante entre el Refrigerante R22 y el Refrigerante R410 es el uso de un tipo de aceite, ya que el Refrigerante R22 trabaja con un aceite llamado mineral. El aceite mineral, aunque trabaja muy bien en conjunto con el Refrigerante R22, este lubricante no es tan eficiente como otros que se utilizan en la refrigeración. La razón es que cuando un compresor arranca, las partes móviles y mecánicas comienzan a friccionar hasta que el aceite logre llegar a un punto en que pueda lubricar dichas partes. Esto es un gran problema, ya que los compresores pueden presentar daños en poco tiempo y un gran desgaste en sus piezas.

Algo muy importante saber es que el refrigerante R22 no es un gas tóxico ni inflamable, por lo que su uso es ideal para aplicaciones domésticas e industriales.

Cabe mencionar que la carga de este refrigerante R22 al sistema debe ser en estado gaseoso y que las presiones de trabajo del refrigerante R22, tanto baja presión como alta presión, son las siguientes:

Presión baja de trabajo: De 65 a 70 Lb/plg² (PSI)
Presión alta de trabajo: Entre 230 y 235 Lb/plg² (PSI)


Refrigerante R410

El refrigerante R410A es, a diferencia de el Refrigerante R22, una mezcla de diferentes compuestos, como:

Hidrógeno
Flúor
Carbono

Que forman un HFC o Hidrofluorocarbono. Este refrigerante fue desarrollado principalmente como un remplazo del refrigerante R22, ya que el refrigerante R410A no contribuye en la degradación de la capa de ozono, por lo que las fugas en sistemas con este refrigerante no presentan un problema grave al medio ambiente.

En este caso el refrigerante R410 utiliza un aceite sintético, un tipo de aceite mucho más eficiente que el mineral debido a su solubilidad, ya que reduce grandemente la fricción entre las partes móviles y mecánicas del motor, protegiéndolo y asegurando su durabilidad por mucho más tiempo.

El refrigerante R410A tampoco es un gas tóxico ni inflamable, por lo que su uso es ideal para aplicaciones domésticas e industriales.

La carga de este refrigerante al sistema debe ser en esta líquido y que las presiones de trabajo del refrigerante R410A, tanto baja presión como alta presión, son las siguientes:

Presión baja de trabajo: De 110 a 130 Lb/plg² (PSI)
Presión alta de trabajo: Entre 370 a 385 Lb/plg² (PSI)

Antes, aclarar que las presiones dependen de varios factores que pueden influir en estos valores de presión, como la temperatura ambiente, sin embargo, estos valores pueden ser tomados como una referencia de trabajo.

Conclusiones

Habiendo presentado todo lo anterior, llegamos a las siguientes conclusiones comparativas entre estos dos refrigerantes:

El compuesto del refrigerante R22 contribuye con la degradación de la capa de ozono debido a que cuenta con cloro como uno de los elementos base, mientras que el R410A, al no contar con dicho elemento, no contribuye con la degradación de la capa de ozono.

El refrigerante R22 es compatible con el aceite mineral que resulta ser poco eficiente, mientras que el R410A utiliza aceite sintético que es más soluble y por lo tanto, ayuda a evitar fricción entre las parte móviles y mecánicas del compresor, lo que protege y extiende la vida útil de los mecanismos.

La carga del refrigerante R22 a los sistemas de refrigeración debe realizarse en estado gaseoso y el R410A debe cargarse en estado líquido.

Tanto el gas R22 como el gas R410A son gases no tóxicos ni inflamables, por lo que su uso es ideal en aplicaciones domésticas e industriales.

Las presiones de trabajo del R22 son muy inferiores a las presiones de trabajo del refrigerante R410A, que es aproximadamente un 60% más alta que el R22.

Como podemos ver, el refrigerante R410A resulta ser mejor que el R22. Esto es principalmente bueno a la hora de adquirir nuevos equipos de refrigeración o acondicionadores de aire, ya que los que trabajan con R410A resultan ser mucho más eficientes, confiables y durables en cuanto a su operación.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *